miércoles, 25 de febrero de 2009

Leyenda III parte


Inacabada leyenda que cuenta
que de pronto la furia interna,
la ira contenida, quebrantó
su promesa. El silencio, la
sin razón, de un quiero pero

no puedo, destruyeron sin piedad
el brillo de dos luceros.

Inacabada leyenda que cuenta
que un grito desgarrador se oyó
igual que aullido de lobo hambriento,
de lobo herido, herido de amor.
Semejante al viento tumultuoso,
que cruje en sibiláncias, de sonido
y quejido aterrador.

Inacabada leyenda que cuenta
el febril temblor de la gacela
perdida su gracia, su agilidad,
en batallas desiguales, al oponerse
de frente a seres sin figura que
esconden bajo su armadura
lenguas venenosas, afilados dientes.

Inacabada leyenda que cuenta
que perdida en agónicos desiertos
quedó su cuerpo tendido en la arena
cansada, hundida, desconsolada.
Extravío en la mirada, vacío,
silencio, esperando que la dama negra
compadecida, por ella viniera.

Inacabada leyenda que cuenta
de una estela luminosa que la guía
a la dulzura de días venideros,
a pactos sellados a fuego,
a recuerdos de afinadas melodías,
al gozo de la bienvenida, de un
te quiero, te quiero…
¿Acaso tú, no lo sabias?..

Raquel Herrero