jueves, 5 de marzo de 2009

ESCUCHA VIDA


Escucha vida

Escucha vida mía, hoy quiero dejarte hacer
Conquista a tu modo, cada fibra, cada poro
cada curva, cada recóndito hueco de mi piel.
Escucha vida mía, quiero que goces a placer,
hasta que feliz, pleno, completo y saciado
dormites en mi regazo, hasta el amanecer.
Ser, esa hembra lujuriosa que calme tu sed,
rompiendo las normas de un tener que ser,
siempre cautelosa y pudorosa…
Infringir las normas , de una frígida dama
qué por no pedirlo, se muere de ganas.
Hoy, soy yo quien lo busca y lo reclama
desnuda y ardiente, tendida en tu cama.
Muestra como el hombre excita a la dama;
Qué, te provoca, qué, te pone, qué te llama.
Hoy es tuya la humedad de mi lengua, la
comisura de mis labios, la ladera de mi cuello
mi pelo alborotado, mi ombligo, mi costado,
la ladera de mis senos, su aureola, mi pecado.
La disposición de mis caderas, el pubis lubricado,
el deseo incontenible de gozar y ser gozado
Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario