domingo, 8 de marzo de 2009

GUARDIAN DE LA MEMORIA


Guardián de la memoria

Lento, muy lento pasa, cae el tiempo
Como el rocío de la mañana, lento, muy lento
Empapa con suavidad hasta calarte los huesos
Lento muy lento, como el rocío en la mañana
Silencio, triste, amargo silencio, silencio
Que solo rompe el tic, tac de mi reloj
Que solo rompe el plof, plof, de gotas de rocío
Sumergidas en mi corazón…
Quiero sonidos, quiero su voz,
Quiero un latido fuerte, contundente;
que rompa el cruel silencio de mi voz…
Conjuros, brebajes, hechizos, de torpe hechicera
que espera del milagro que calme
su angustiosa espera.
Torpe y soñadora señora que implora
demostrar como se siente ahora,
ahora que no estás.
Señora que busca refugio en palabras que tal vez
solo ella alcance a comprender…
Señora que explora el camino,
de sueños emprendidos, sueños queridos
sin rumbo fijo, sin garantías…así es la vida
sanadora de heridas, preludio de dolor
calma del alma y del cuerpo agitación.
Promesas expuestas como manjares en la mesa.
Promesas que son deseos con ecos de lejanía
Promesas que siguen presas de un destino.
A medias elegido, asumido a medias,
a medias querido.
Restringido sin encontrar modo o manera de ensanchar
esas fronteras de anhelos y suspiros…
¿Qué te digo? Guardián de mi memoria.
¿Qué te cuento?..
que no hayas escuchado en esta historia…
Para o gira la noria, y llévame al lugar
donde al menos, si no es el cielo,
encuentre el consuelo de la gloría.
Para, para, o gira la noria…

Raquel Herrero