miércoles, 11 de marzo de 2009

JARDINERO





Jardinero

Semilla la tierra jardinero
y no olvides, día por día
regarla con un ¡te quiero!

Verás cómo esa tierra
agradecida, se llenará
de lilos, de rosales,
de mieles dulces
y de azahares.

Cuando tus lágrimas,
como gotas de rocío
amamanten los campos
sedientos, de frutos
reverdecidos

Raquel Herrero