lunes, 23 de marzo de 2009

¡QUE LÁSTIMA ME DA!



¡QUE LÁSTIMA ME DA!


Dicen que vivo en un mundo irreal
Que alimento mi vida de palabras
Sin más. Que invento melodías
Que no puedo escuchar, que
Persigo sueños imposibles de alcanzar
Que soy presa de mi propia libertad.
¡Que lástima me da!
Ellos viven, por vivir no más,
El tedio y la rutina son espejo;
Fiel reflejo de su triste soledad.
Se adivina en sus miradas el vacio
Que anida en sus entrañas,
No hay luz, ni color, solo maraña
Traslucida maraña que acompaña,
Su perdido tiempo en laxitud.
¡Que lástima me da!
No sepan del valor de una sonrisa
De miradas que insinúan provocando
Los rubores, de labios humedecidos
Para saciar otros labios,
de cuerpos febriles que rondan afines
las rutas hermosas hasta sus confines.
Los ardientes deseos que desfoguen
Con vehemencia la pasión de apuesta
Rosa prendida, que aproxima
su fragancia al apuesto Tulipán
que ferviente la recibe,
asemillando el lugar.
Mientras que un dulce tábano
Se muere de envidia porque
No puede, participar.


Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario