viernes, 20 de marzo de 2009

Y LA VIDA



Y LA VIDA

Y la vida sigue,
por mucho que yo le pida,
que le ruegue una parada.
Un camino, una huella
que me guie hasta tu alma.
Y la vida sigue,
por mucho que yo quiera
se detenga
y me lleve hasta tu estancia.

La vida continúa…
Y bien poco le importa
mi desgracia o mi fortuna.
Mis ganas de abrazarte,
mis lágrimas bajo la luna.
La vida continúa y nada sabe,
aun que lo sabe todo,
de este amor que amar no puede,
de este amor que amar no sabe,
por que nadie lo ha enseñado
A querer sin abrazarse.

La vida continua…
Y otro día se ha perdido en
Alas del infortunio.
Nadie sabe ni sabrá nunca,
de la profunda agonía
cuando el alma se derrumba;
Porque no hay cuerpo que lo cobije,
ni hay cuerpo que lo cubra.
Porque no hay cuerpo que lo recoja,
Mientras vencido, abatido, cansado y dolorido;
Sucumbe al invierno frío
Desquebrajándose como escarcha.

Y sigue la vida,
con su alegre mirada
Y mi sonrisa triste.
Su piel mutando y mi piel ajada
de tanta fatiga de tanta añoranza,
por ver si nacía el aliento nuevo
desde mis entrañas.
Y sigue la vida…
Y renazco de muertes en cada alborada
Porque espero verte. Si no es hoy,
será mañana??

Raquel Herrero