sábado, 26 de diciembre de 2009

DOBLAR LA VIDA


DOBLAR LA VIDA




Alguien preguntó
Tan grande es tu corazón
Que toda una vida no alcanza
Para colmarlo de ilusión?
Tan grande la puerta del misterio
Que no hay modo de que traspase
Ni tan siquiera un halito de luz?
Tan dura es la carga, tan pesada su cruz?

Alguien respondió
No se cual sea la respuesta
Para evacuar de mi interior
Todo aquello que me colma y no me llena
Mi cuerpo arremetido en otro cuerpo
Embriagándome de su pena
Un espíritu que deambula en busca
De la Luna nueva
Aquella, que extraviada en una noche
Se volvió opaca… Luna negra
Mientras aullaban los lobos
Y la piel estremecida de sus miedos
Era, fatídica presa
No se de que modo ni de que manera
Dejar un cuerpo varado, mientras
El otro se eleva
Porque hay que flores que le retienen
Semillas que son fruto de una sola
Consecuencia
Mientras otras; semillas nuevas
Se agolpan en la lejanía queriendo
Dejar su huella
Riego de un fruto prohibido
Sabana que se reseca
Impulso que marca
Una y otra estrella en el profundo deseo
De acoplarse junto a ellas

Quedaran las preguntas sin respuesta
Si la vida es una y una sola la figura
Que la contempla
Cómo alcanzar esa Luna
Cómo acoplarse en sus estrellas
Cómo doblarle a una vida
Cuando el destino se burla
Cuando el sino te lo niega.

Raquel Herrero