viernes, 22 de enero de 2010

HACE DOS AÑOS YA





Mamá, dos años...dos años ya, que no te tengo, que no puedo hablarte y que tú me respondas.
Ya no puedo contarte mis sueños, mis fracasos, ni mis ilusiones.
Se que por mucho que grite, no voy a escuchar una palabra de consuelo, se que estás ahí, junto a tu madre, esa gran mujer que fue mi abuela.
Mamá, te contaría tantas y tantas cosas...
Te veo cada día, te siento cada día, te recuerdo, cada día. Pero jamás lo sabrás...
Antes tenía fe mamá, tu lo sabes.
Antes creía que algún día, podría volver a ver a tantas y tantas personas que marcharon dejándome el corazón herido.
Se que no puedes volver, ni puedes enviar señal alguna...sí hoy así lo siento.
Porque si hubieras visto, sentido mi dolor, hubieras acudido a mí, estoy segura...pero no, tu ya nada puedes hacer por mí, lo mismo que yo no puedo hacer nada por ti. Nada, excepto llevarte en mi corazón y en mi memoria y contarle al mundo que te extraño, que te añoro y que te amo.
Mamá.


Raquel Herrero