miércoles, 31 de marzo de 2010

NO ES OBLIGADO





NO ES OBLIGADO


Y estoy aquí, tiritando,
Cómo si tuviera frio
Con una indescriptible emoción
Que pocas,
Muy pocas veces he sentido
Y estoy aquí,
Sintiendo que está muy lejos
Y tan cerca mi camino
¡Oh! Que sensación tan extraña
De lleno y de vacio
Quisiera mutar en este instante
Y ello es la causa de mi desvarío
Recorrer rápidamente la distancia
Que me aleja de lo más querido

No, no se equivoquen, no es la gloria
Lo que añoro en mi destino
No, no se equivoquen, es otra cosa
Algo tan íntimo, algo tan mío
Que no puedo explicar…
Ni el continente, ni el contenido
Es algo libre y elegido,
Algo por lo que luchar;
Algo que siento tan mío
Eso, que me hace derramar,
Este llanto contenido
Y sonreír y volver a tiritar
Y desear que pase el tiempo
Y llegue mi primavera después de
Un invierno largo y frío
Intenten comprenderlo,
O si no, déjenlo estar…
Al fin y al cabo, no es obligado,
El conocerme un poco más
Ni que acepten mi descaro al pregonar
Que de este mundo aun,
No me he alejado
Porque sigo creyendo en el verbo amar.

Raquel Herrero