sábado, 19 de junio de 2010

ESTAS MANOS



ESTAS MANOS


Como en un registro seductor de la memoria
Llegan tus manos a mí…, forjada historia
Y observo estas manos qué en algún momento
Rozaron la gloria. Las caricias de otras manos
Son hoy, el recuerdo reversible, el acuerdo
De aquellos dedos entrelazados, de aquella
Eufórica sensación, que sin medida o sin control
Danzaban alegremente fuera de toda visión
Que lo juzgara improcedente. Manos unidas
Con una misma condición
Calmar el dolor de tanta llaga, de tanta herida
Fundir con pasión esa distancia que abrumadora
Oprimía el corazón, sin el mas leve sentimiento
De lástima ante la sin razón
De aquella separación que maldecía su suerte
Causante de la más triste desolación
Y así siento hoy, como están estas manos inertes
Quebrando la compostura por saberse diferentes
Queriendo ser lo que eran; ternura y calidez
Juguetonas y traviesas…dulce manjar para la piel
Enredo y picaresca, abrigo en el atardecer
Colándose descaradas entre su ser y mi ser
Abnegadas en dejar su huella, hasta la próxima vez
Son manos errantes, manos peregrinas
Manos que no mienten, manos que admiran
Manos que se resienten en esta obligada huida
Manos que aman otras manos…
Manos que quieren ser queridas


Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario