sábado, 19 de junio de 2010



RETÓRICA


Una imagen, un recuerdo,
La sed de momentos, el deseo
Una pasión, un sentimiento
La locura de un encuentro
Motivos sin quebrantos ni lamentos
Que abiertamente provocan
Las ansias de este averno
Febril, hambriento, anhelante
Por ti
Asumiendo que entre tu piel
Y tu carne…se halla mi alimento
Vampiresa de mis noches al acecho
Tu figura, reflejada en el espejo
Me quema la llama, que inflama
Mi sed de ti
Un sueño, una quimera
La larga espera, la pasión que ciega
Una puerta entreabierta
Y la otra herrumbrosa que no cierra
Un intento, cruel tormento
Un esfuerzo apenas sin aliento
Brasas que queman, corazón adentro
Calladas a pulcro silencio
Prendidas por ti
Un puente, un arroyuelo
La humedad de unos labios
Un murmullo susurrante
Una explanada de hierba fresca
Unas manos que danzan
Un cuerpo que varado se queda
Fuente inagotable de un elixir que condena
A ese clímax que llega
Para ti

Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario