jueves, 4 de noviembre de 2010

GOTAS CRISTALINAS


GOTAS CRISTALINAS


Llora el verbo desde la primera hora

Llora su lamento, cuando implora

No me olvides, no, no lo hagas ahora



Llora la noche hasta que llega la aurora

Llora, humedeciendo la triste alcoba

Seca este llanto, que tanto ahoga



Llora el silencio de un tiempo que atesora

Llora, la nostalgia del recuerdo

Presente y ausente, siempre llora



Llora el muro que separa nuestros cuerpos

Llora, desquebrajado por su lamento

Quiere ser puente, quiere ser encuentro



El otoño está llorando porque añora

Encontrar la primavera entre tus manos

Vuelve a la vida primavera, aflora…



Llora el medio día, ángelus desangelado

Llora todavía, por no estar a tu lado

Denle dos alas para ser ángel alado



Llora la mirada, oculta en el firmamento

Llora, la fugaz estrella de nuestro Cielo

Los ojos inclementes; puro hielo



Y llora el verbo, que preserva el celo

Llora, en ese espacio tan tuyo

Desde un deseo…tan nuestro.



Raquel Herrero