sábado, 12 de marzo de 2011

ENSOÑACIÓN


ENSOÑACIÓN







Ensoñación, que lleva cada noche


A estrenar el nuevo lecho


A tomar por asalto compartido


Las mieles, los jugos, los besos


Plenilunio de la imaginación


Qué desata la quietud, que busca


Qué intuye cada movimiento


Como dos ramas azoradas, cuando


Vibran y se rozan, remontadas por el viento


Ensoñación, que decide para el tiempo


Favor, predispuesto






El olor a Jazmín, impregnando los cuerpos


Llenando la estancia, apagando el eco,


La llamada, dejando paso a la piel


A las caricias soñadas.






Hay un sueño que despierta


A la débil compostura del ansia rezagada


Desenfreno voluptuoso, sin pecado


Lejos del arrepentimiento, deseado


Urgente, complejo


Antiguo como génesis del los tiempos






Qué no muerda el polvo


Lo que me resta en este proceso


Impúdico el verbo, se regocija


Una tarde de ensoñación, llama


Desnudando su misterio.






Raquel Herrero