viernes, 8 de abril de 2011

DESDE SU ESENCIA


DESDE SU ESENCIA



En esta noche desvelada


Se me infringía, dar una vuelta por tu esencia


La que ayer me confesaba una solidez meditada


Sosteniendo, una calma qué, sofocada


Acertó a languidecer, sin esperar, ni comparecer


Ante su ignota mirada.






Me costaba comprender aquella decisión que confesaba


Preferencias inusitadas. Retirándole a la flor, su perfume


Deshojando cada pétalo, sin una sola mirada


Vaciando un espacio, que casi por piedad


Necesitaba ser llenado


La actuación, resultó con diploma de posgrado


Cuando desde la escuela de la vida tristemente decidimos


Herir a quien amamos, para que ganen batalla, aquellos


Que jamás darían el todo por la nada


Complejo, mirarse en el espejo, sin sentir


Que no hubo tal vez, tal fingimiento


Que la piel perdió tersura y brillo, que los ojos


Ya no resultan cristalinos, que perdieron esa luz que emana


Desde un fuego encendido. Qué la retina se desprendió


Al derramar cada gota de licuado salino


Que en el canal de su pecho se perdió guía y camino


Que el olvido se hizo viejo y olvidó lo más querido.


Así paso la noche, esta noche de vigilia


Hasta que un amanecer compadecido, se prendó de mí


Dejándome rendida






Fue entonces cuando de un mal sueño desperté


Y tú llegabas… con tu avidez y dulzura


Para calmar esta sed, que de tan lejos provenía


Certera, como el mismo renacer






Raquel Herrero