lunes, 25 de julio de 2011

AMIGO MÍO

AMIGO MIO


Amigo,

No encuentro peso ni medida del querer

Pero hice acopio de mi fantasía

E inventé esa balanza

Que se declina compartiendo recuerdos

Del mal y del bien

En ella puse lo recibido y lo entregado

No me cabían los porqué

Luego; el acierto, o el error

No pude, ni quise saber

Sin fueron equivocados

Al azar dejé entonces…

Lo que resulte ser



Balance semifinal, después de sopesar

Cada camino, coronado de espinas

Cada decisión que ignoro si fue nuestra

O, concretada por el destino

Igual me ánimo

A resolver, este crucigrama

De casillas, senderos y ventanas

A los que asoma, mi corazón

También mi alma

Y esa extraña búsqueda de la razón

Que desde siempre, poco me ha preocupado

quizás deba decir, que sea, nada

Mis pasos, fueron dictado

Nombre, pronombre, adjetivo

Verbo y predicado.

Ortografía y gramática

Con un amplio y comprometido resultado.

Versos, cual hechizo dominó

Lo más ambiguo de este mundo equivocado

Debo llamarlo sentimiento, compañero

Que mi piel ha secuestrado

Fuente que cada día emana; Reguero

Savia y jugo de la vida

Querer porque yo quiero.

Y así,

Cuando imito el poder de la balanza

Confiada, a su centro me arrimo

Para que quede, dulcemente equilibrada

Si en ese mismo tiempo,

Ambos tendimos nuestras manos

La amistad quedó lacrada

Que el tiempo sea quien decida

El Cuándo, el cómo y el dónde

De nuestro próxima tenada



Raquel Herrero