martes, 30 de julio de 2013

Y QUÉ


 


Y  QUÉ

 

Y  qué  si  confisco  el  amor  que  le  tengo

Si  vendo  al  diablo,  mi  alma  perdida

Si  bebo  su  esencia  en  copas  de  vino

Si  pido  indulgencia  por  haberlo  querido

 

A  rocío  me  sabe  la  sal  de  su  boca

y  a  rancio  vocablo,  su  nombre  fingido

Llevo  en  mi  equipaje  la  sed  que  me  sobra

y  embebo  la  sombra,  querencia  y  abrigo

 

Virgen  es  su  piel  ante  mis  ojos

Deseo  impúdico  su  desnudez

Muerdo  el  aullido  de  loba  perversa

y  espero  al  acecho,  su  cuerpo  viril

 

Busca  dentro  mío…,  el  limbo  está  ahí

Soy  roble  encendido,  soy  lujuria,  soy  desliz

Soy  hembra  que  en  brasas,  calienta  el  olvido

Soy  fuego  y  delirio,  penando  por  ti

 

Y  no  me  juzgue  el  cielo

por  este  tórrido  embeleso

Y  no  se  apaguen  mis  huesos

antes  de  morir  por  ti

 

Acicalo  la  dermis,  perfumo  el  aliento

Mis  besos  no  saben  verter  su  sentir,

si  en  tus  labios  no  caben…

y,  tu  pecho  ardiente

no  está  junto  a  mí.

 

Raquel  Herrero