jueves, 24 de octubre de 2013

DETENTE

DETENTE Detente Por un instante, por un momento Detente Que, en un breve espacio de tu tiempo yo te sienta presente Quiso el destino nacer insuficiente Dejar quebrada mi alma Volver grisáceo este sendero verde dónde no encuentro tus pasos al otro lado de la mente Sin embargo, Perdura en mí, aquella esencia La tersura de tus manos que aferradas las mías, dejaron huella perenne Perduran en mí los abrazos; Y el brillo incesante de tu mirada, ausente Insumisa No acepto la condición de no volver a verte Ni este camino en soledad que se va volviendo agreste No, no quiero difuminar tu imagen en mi presente Ni olvidarte, ni olvidar Sé, que no debo llorar Que mientras el mundo gire y yo esté “sobreviviente” tal vez pueda encontrarte en algún lugar Pero por favor… “detente” Y deja en mis labios tu perfume de azahar. Raquel Herrero