viernes, 14 de febrero de 2014

HOMICIDIO CAUSAL


 

HOMICIDIO  CAUSAL

 

Miserable

Esa  la  actitud  de  quien  sabiéndose  amado

Te  clava  mil  puñales

Se  restriega  en  tu  costado

Y  hace,  cómo  que  nada  existe

Después  de  haberte  provocado

Sanguijuela

Que  exprime  hasta  la  última  gota  de  tu  sangre

Que  peca,  y  abusa  de  tu  pueril  pecado

Amar,  hasta  perder  la  cordura

Y  entregar  la  fantasía

De  un  paso  equivocado.

Fraude

Para  quién  confía  aun  en  su  decencia

En  esa  honradez  que  dicen

Tienen  los  que  desde  siempre

Fueron  esclavos

Aquellos  que  nunca  conocieron

El  valor  de  amar  y  ser  amados

Innoble

Es  la  nobleza  de  la  que  presumen

Al  grito  de  no  ser  vituperados

Niegan,  ser  carne  de  cañón  en  sus  costumbres

Niegan,  que  alguna  vez

Ellos  fueron  los  equivocados

Se  perdonan  sus  injurias

Su  falta  de  fe,  su  oda  que  amansa

Al  lobo  ejecutado

Dicen  que  fueron  dañados  y  ahora

Son  ellos  los  que  dañan

Al  más  verídico,  al  más  humilde

Al  más  magnánimo,  al  más  plausible

De  los  seres  generosos

Que  deambularon  tras  su  amargura

Bebiéndose  una  por  una

Las  lágrimas  de  un  ser  desangelado

Pisotearon   a  la fortuna

Escupieron  en  la  cara,  de  quien  más

Les  hubo  amado

Nadar  a  contracorriente,  es  la  búsqueda

De  morir  ahogado

No  escupas  en  su  tumba

Ella,  te  absuelve,  de  todo  mal

Que,  en  sus  abiertas  heridas

  hallas  conservado.

 

Raquel  Herrero