lunes, 31 de mayo de 2010



VUELO A RAS


Desde mi cuasi extinta libertad
Protejo el nido
Crías aladas que aprendieron a volar
Soy su testigo, rastreando el hilo
Que pudiera alejarlos del nidal
Ese qué ellos mismos construyeron
Ejemplo vivo de excusada privacidad

Desde mi cuasi extinta libertad
Soy amparo y refugio del Gavilán
Que insistente proclama su figura
La más alta, la más ruda,
La más engalanada y señorial
Robustas alas explorando un Cielo
Ya cercano al suelo, mientras reniega,
De un estado presente y otoñal
Donde pernoctan los últimos vuelos
Apurando los tiempos
De un finito despertar

Desde mi cuasi extinta libertad
He de seguir siendo Paloma
Surcando vientos, alejando el temporal
He de ser cobijo y alimento
Tierna caricia en la oscuridad
Posada para el guerrero
Esponjoso pañuelo, Paloma de Paz
Ahora no puedo alzar el vuelo
Desde mi extinta libertad.

Raquel Herrero