domingo, 1 de mayo de 2011

SI ME CONFIRMAS

SI ME CONFIRMAS


Se despide Abril,


en un encuentro vacio de palabras


Como hábito Nazareno, su color es añil


Fuerte, penetrante, justiciero


Se despide Abril y hoy


Yo no supe asumir el desencuentro


Tan apegada a la vida, a ti,


a esos instantes que auguran


ser bálsamo de mi tormento


El cielo se cubre, se oscurece,


mientras abierta la carne;


Aborta gotas sangrantes, coaguladas de misterio


Ese misterio que nace


de aquella semilla injertada en su momento


Tan certera, tan amante,


que por más que me proponga


No se puede arrancar de mis adentros






El amor castiga, repite su plegaria,


obliga en su oratoria a rezar un mismo credo.


Creo, creo…, sin fe, sin esperanza,


con intenso dolor, con nostalgia


Creo, creo…


Que el amor castiga, que la entrega falla


Que no existe un camino, donde el amor mendigo,


reciba cobijo y una brizna de esperanza






La mendicidad es pecado, es castigo.


No me reconozcas, no es mi estilo,


La memoria sacra


se ha convertido en olvido.


Voy a beber de su cáliz, hasta embriagar mis sentidos






Si en algún momento, perdiera la razón o,


mi razón para seguir este camino;


Comprende al corazón, que de tanta desnudez


Quedó inmóvil y aterido


Si me confirmas, que el amor se paga,


que llega con acuse de recibo…


Llama en otro portalón


Porque todos mis bienes han quedado presos


Allá, a los lejos, donde triunfante palpita


Otro errante corazón.






Raquel Herrero