miércoles, 31 de agosto de 2011

HUIR HACIA NINGUNA PARTE


HUIR HACIA NINGUNA PARTE


Tengo que huir de tus palabras


Por no romperme en pedazos


Esconder el abrazo y acallar esta voz


Cerrar los ojos, presionar los labios


Tengo que morir despacio


Por no perder la razón






Tengo miel entre las manos


Cadenas en el corazón


Un delirio que me puebla


Un rellano, una prisión


Un cántaro que se ha llenado


De ese néctar de ilusión


Que amanecía temprano


Como el canto de mi ruiseñor






Tengo que nacer de nuevo


O, no haber existido jamás


Para olvidar qué, quise ser


Cuna para tu regazo


Pozo donde arrojar cada fracaso


Y acaso, quise ser


Mujer humilde de pueblo llano


Que oculto, deja su parecer


Para que luzca el nombre del enamorado


Y no fluyan los fantasmas, que habitan en él






Tengo que arrojar la piedra


Sin esconder estas manos


Piedra que desangró mis venas


Piedra que aplastó mi carne


Tengo que huir, hacía ninguna parte.



Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario