lunes, 29 de agosto de 2011

INFLUENCIA DE SABINA, tu y yo







INFLUENCIA DE SABINA, tu y yo



Tu y yo, compañeros del mal y del bien

Con la piel arrugada y canas en la sien

Tu y yo, en cualquier estación

Bajaras, subiré

Subirás bajaré, qué más da

Si el destino final es volver

Quedaré, marcharás, lloraré llorarás

Marcharé a otro lugar

Y el desván, nos verá florecer, renacer la razón

Sin otra condición que un nuevo resbalón

Para vernos volver



Tu y yo, pasajeros de un vuelo ilegal

Sudorosos y escasos de paz

Buscando aquel, otro andén

Un jardín, un retén, el aroma a jazmín me hace bien

Huele a ti, a caminos que no he de correr

Me cansé de seguir y al final vuelvo a ti

Soñarás, soñaré

Si el destino es morir eso haré, pero al fin

Encontré aquel abrazo, que rompe los fracasos

Y también mis zapatos de cinc, plomo gris

Que me eleva en este estrellato

Que no decidí



Tu y yo, lamiendo las heridas de gato

El arcén que oculta este retrato

Un pincel que alejé de mi enfado

Por saber más que tú, más que yo

De tanto desengaño



Besaré una a una tus uñas y esas manos

Tomaré como cada verano, cambiando la estación

De un tiempo que fue vano

Corazón, que reclama volver, por la última gota

De un cristal que arrojado en la mar se derrota

Y flotando se va a otra costa

A costa de mi soledad



Tu y yo; ahora te pediré

Que desnudos de ayer, junto al amanecer

Hagamos el amor por penúltima vez

La escasez de tu voz y mi voz

Esos pechos caídos y este falo que ayer

Quiso ser brabucón y aprendió a conocer

Que no queda valor, más que el beso y la flor

Que regala un rincón en este anochecer

Nunca quise decir un adiós, por creer que algún dios

A tu puerta llamaba otra vez y está vez

Sin causa ni aflicción, se ha cerrado el cordón

Que presiona un latido de dos, un gemido…

Y el último tañido que nos encontró

Con los labios ceñidos…, ya sin aire ni voz.



Raquel Herrero







Para quienes no conozcan a Joaquin Sabina, Cantautor, les dejo un pequeño resumen de su trayectoria. Mi poema en este caso, digamos que lleva esa influencia "Sabinista", que tanto me gusta cuando escucho sus canciones.



Le falta evidentemente la música jajaja, pero hasta ahí no llego.

Gracias por leerme.

Raquel



Paseo por la vida de Joaquín Sabina  (Datos  de  Internet)

Joaquín Sabina celebró el 12 de febrero de 2005 56 años de vida. Joaquín Ramón Martínez Sabina nació en 1949 en Úbeda, donde estudió con las monjas Carmelitas y los sacerdotes Salesianos, en una época en la que escribía versos y leía a Fray Luis de León, Jorge Manrique y José Hierro mezclados con Proust, Joyce y Marcusse.

Con un grupo de adolescentes que imitaban a Elvis, Chuck Berry y Little Richard, el joven Joaquín formó su primera banda llamada Merry Youngs. Más tarde, se graduó de la Universidad de Granada en Filología Románica y colaboró en la revista “Poesía 70″. Pronto sus inclinaciones políticas lo pusieron en aprietos cuando, tras poner una bomba molotov en la sucursal de un banco, huyó a Londres, Inglaterra, e inició su andadura de exiliado político, bajo el nombre de Mariano Zugasti.

En este país comenzó a escribir sus primeras canciones, colaboró con el Club Antonio Machado, uno de los centros frecuentados por emigrantes y exiliados, y montó polémicas obras teatrales como “La excepción de la regla”, de Bertol Brecht y “El cepillo de dientes”, de Jorge Díaz.

En 1975 publicó el libreto de canciones “Memorias del exilio”, y comenzó a abrir conciertos para Paco Ibañez, Lluís Llach, Pi de la Serra y Elisa Serna, ante la colonia de exiliados ingleses, para más tarde producir la banda sonora de la serie “The last crusade”. Más tarde editó “Inventario”, su primer elepé, y en 1979 comenzó a cantar en el café “La Mandrágora”, junto a Javier Krahe y Alberto Pérez, lugar al que acudió Fernando García Tola y los invitó a su programa “Esta Noche”.

Luego de trabajar varios años para la CBS, Sabina editó “Malas compañías” y “Juez y Parte”, también participó en las fiestas pro referéndum para la salida de la OTAN y estrenó “Si te he visto no me acuerdo”. Pronto consolidó su éxito con la venta de 400 mil copias de “Hotel, dulce hotel” e inició una gira por México, Argentina y Venezuela, para presentar “El hombre del traje gris”, que incluyó la banda sonora de la película “Sinatra”, de Francesc Betríu.

Antes de presentar el álbum “Mentiras piadosas”, durante la Guerra del Golfo Pérsico, Sabina escribió, junto a otros artistas e intelectuales en el “Diario por la paz”; también participó en actos de protesta. En los 80 produjo los álbumes “Física y Química”, “Sacrificio de Dama”, “Esta boca es mia” y “Yo, mi, me, contigo”, material que vendió 80 mil copias en su primera semana en el mercado, para más tarde realizar 30 conciertos en compañía de Los Rodríguez.

Durante la gira “Sabina, viuda e hijos, en paños menores”, el español recuperó la tradición folk de los días de “La Mandrágora” y más tarde ganó el galardón al mejor autor pop rock en la primera edición de los Premios de la Música de España.

En 1999 publicó “19 días y 500 noches”, disco del cual se vendieron más de medio millón de copias en España y que le hizo ganar cuatro de los Premios de la Música de la SGAE 2000, además del de “Ondas 2000″ a la mejor canción. En 2002 aparecieron “Con buena letra”, recopilación de sus letras e ilustraciones y el disco “Dímelo en la calle”, considerado por la crítica como uno de los álbumes más importantes de ese año, y que se dio a conocer con el disco “69 punto G”.

Con varios años de trayectoria a cuestas, la creatividad del cantautor le permitió editar “Diario de un Peatón”, álbum con un fondo tecno, cuya letra está basada en dos sonetos suyos, y que además incluyó “A vuelta de correo”, tema inédito, y una pista multimedia con el video de “69 punto G”.

Se reeditó en 2003 “Malas Compañías”, “Ruleta Rusa” y el mítico “La Mandragora”, en el pack “Parece que fue ayer”, los primeros trabajos del músico español; después salió a la venta “Motivos de un sentimiento”, el disco del Himno del Centenario del Atlético de Madrid.

El siguiente fue un año muy ocupado para el cantautor, pues participó como invitado en numerosas producciones, como “Qué grande es esto del amor!” del grupo Café Quijano, “Neruda en el corazón”, “Ciudad naufragio”, y en “…Y todo es vanidad”, homenaje a Javier Krahe, entre otras.

También se estrenó como crítico en la columna semanal “Esta boca es mía”, para la revista “Interviú”, y en cine participó en la película “Isi & Disi”, dirigida por Chema de la Peña, con la canción “La Rubia de la Cuarta Fila”

Ese mismo año, creó con unos socios el restaurante “La Cantina de la Mordida”, en Madrid, España, participó en el Festival Mexicano de la Palabra y editó otro material recopilatorio, “Todos hablan de ti”.

Curiosidades de Joaquín Sabina

Tiene 2 hijas, Carmela (1989) y Rocío (1991). Por otro lado, su padre, comisario de policía, le detuvo a los 19 años por pertenecer al Partido Comunista.

En 1974, el ex beatle George Harrison le dio una propina de 5 libras cuando Sabina tocó para él en su cumpleaños, y el propio Bob Dylan le prohibió tocar la versión paródica que hizo del tema In the beginning, que él llamó Con su bikini.

El director de la discográfica CBS le ofreció su primer contrato con la referencia de una canción suya que sonaba entonces por TVE, “¡Qué demasiao!”: la cantaba Pulgarcito en el “Popgrama” de Carlos Tena.

La canción Pongamos que hablo de Madrid fue grabada por Antonio Flores antes que por Sabina, y alcanzó el número 1 en los 40 Principales.

En 1997 le recibió Fidel Castro, con quien conversó durante cinco horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario