sábado, 15 de octubre de 2011

NO MÁS PREGUNTAS

NO MÁS PREGUNTAS




Hay preguntas que mejor es no hacer


Respuestas que hacen llaga de la herida


No preguntes pues


Aunque alguna vez, intuyas mi agonía


Te doy excusas, lo sé


Mi cabeza es marabunta de porfías


Hago apuestas a un mundo que no ve


Que no sigue mi rumbo


Que por más que lo atraviese, ya lo ves


Todo, o casi todo resulta indiferente


Deja que escriba, deja que viva


Entre letras que resultan complacientes


No me juzgan, ni perturban, no me hieren


No me clavan alfileres


En el mismo punto de otras cicatrices






Sigo mi propia directriz


Consciente de la grandeza de otros nombres


Se bien, que no soy una Segades


Ni, un Cediel, ni Brindisi, ni Bonilla


Ni el admirado Revilla…


O, tantos otros que a mí me parece


Son, una maravilla


Más no lo pretendo, déjame ser






Qué más quisiera yo


¡Qué más quisiera!


Que poder alcanzar tanta frontera


Derruirla con mis propias manos


Crear un solo camino


Llevarte siempre a mi lado


Fundirme en ti, como se funden


El agua y el barro


Perpetuar el epitafio de un altar


En el que diga:


¡Ella, intentó llegar!


No más preguntas “por favor”


Es una deuda; que ahora no puedo saldar.



Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario