jueves, 24 de noviembre de 2011

NO, NO ME VALE

NO, NO ME VALE




No me vale sólo con tu cuerpo


No, no me vale


Unir fluidos de saliva


Dentelladas boca a boca


Dejar marcas de succiones en la piel


Sentirme amarrada como loba


No, no me vale


No me vale tu torso desnudo


Mis manos delineando tu figura


Buscando placeres atrevidos


Saboreando la templada humedad


Que jugosa emana, bajo el ombligo


No, no me basta


Que mis pechos erectos


Te provoquen delirio


Que me asumas y consumas


Paladeando hasta el último suspiro


Que me devores con el ansia toda


De lo prohibido.


No, no me basta ser en sueños


Hembra arrasadora, fuego, volcán


Amante lasciva, pecadora.


No, no me vale que a deshoras


Inicies el juego fundido en mi vientre


Salpicando las auroras


Surfeando ríos y afluentes


Provocando en mí, este fuego ardiente


Expandiendo mis nalgas


Para que fluya la corriente


Y beber y besar y lamer


Y enloquecer…


No, no me vale


Llamarte, buscarte, desearte,


Amarte cómo poseída y;


penar de agonía porque tú


no estés.



Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario