lunes, 12 de diciembre de 2011

AHORA SÍ


AHORA SÍ


No te ha contado


Entre las manos que su cuerpo recorrieron


No te ha besado, con el ansia de placer o de deseo


Nunca ha pronunciado tu nombre


Cómo dulce manjar, cómo tea que arde


Cómo volcán, cómo fuego


Y sin embargo;


El anhelo en su piel


Muda en tu piel


Desprendiendo partículas de encelo


Eres tú, la mirada lasciva


El espejo desnudo


La estrella de su cielo






No te ha tomado


Cómo a otros, respirando su aliento


No te ha buscado, como la hambruna busca el alimento


Nunca ha confesado tu nombre


Como ha de ser, como corresponde


Y a pesar de todo…,


Ella, lo sabe bien


Que tu cuerpo es su pecado


Que jadea como perro abandonado


Que la sed;


Es humedal que solo tú puedes sorber


Mientras ella se excita


Y resucita vocablos del ayer


Su lengua degusta el falo


Que siempre quiso recorrer


Grita el ateo:


¡Lascivia…, pecado!


Ella sonríe….


Ahora sí, quiere querer.



Raquel Herrero