sábado, 14 de enero de 2012

BÚSCAME

BÚSCAME


Búscame en la linde que une los océanos

En ese puente colgante de idas y venidas

de miradas y pisadas divergentes

Búscame entre las sombras de la gente

Entre pisadas y huellas, en la esquina

que no oculta sus raíces peregrinas

Búscame, en el efecto óptico

de un espejismo consumado

con perfume a clavelina

Con el agua de rosas, regando tus manos

Si tú quieres, búscame

en el suave aleteo que dibuja en el aire

su mejor aroma

Entre el vaho que desprenden

mis sábanas de raso, su almohada,

mi alcoba

Búscame en el aliento que descifra el misterio

de un amor que devora

En el manjar de tu mesa, en la noche estrellada

que penetra a deshoras

Busca en el hechizo de la sangre

que va derramando gota a gota

el oculto placer de los sentidos

La lascivia de una dermis que alborota

toda ingravidez que se ha parido

En esta inmensidad de un alma loca

Búscame, donde tú sabes que te sigo.



Raquel Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario