martes, 21 de febrero de 2012

QUEDA EL AYER



QUEDA  EL  AYER

 Como  recuerdo  permanente

Quedan  imágenes,  encuentros

Momentos  vividos  y  divididos

Quedan

Mil  y  un  verso  de  marasmo  entretejido

Queda  la  piel,  la  arrogancia

La  cruda  e  irresoluble  distancia

Queda  el  ayer

Con  sus  bocas  hoy  cosidas

Lamentando  el  silencio

De  un  griterío  desarropado

Desamparado,  febril

Queda  un  sentimiento  que  no  se  anima

A  ponerle  fin

Qué  niega,  la  posible  existencia

De  un  olvido

Caminar  sola,  entre  tanta  soledad

Es  recorrer  la  senda

Hacía  el  más  cruel  de  los  delirios

Qué  permuta  no  pagué

Qué  castigo  se  me  infringe

Después  de  recorrer  la  ruta

De  todas  las  estaciones  que  quedaban  por  vivir

Aprendí  a  ser  feliz

Mientras  un  vuelo  de  paloma 

Se  hacía  presencia  en  el  solaz  de  mi  alcoba

Entregándome  un  alma



Que  vagaba  entre  las  olas

De  un  mar  y  amar  profundo

Tutelado,  fecundo

Cuan  ancha  es  la  boca  del  abismo

Me  arrojarán  mis  vencidos  territorios

O,  persistirán  en  esta  lucha  desigual

La  entrega  total  y  su  falaz  egocentrismo.



Raquel  Herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario